Remedios Caseros ... Jugos y bebidas básicas

“Para toda dolencia siempre es buena la paciencia”, dice el refrán popular, y cuando el mal es crónico, existen remedios que aunque actúan con lentitud, pueden curar el mal de raíz.

Esta semana hablaremos de verduras que se pueden consumir en jugo o en licuado para sanar males comunes:

Alfalfa. La alfalfa es rica en clorofila. Ayuda en casos de mal olor corporal, problemas de las vías respiratorias. Ayuda a eliminar flemas y mucosidades dañinas del organismo. Es excelente en casos de sinusitis. Combinada con limón y un poco de miel se puede beber como agua fresca.
Espárrago. El espárrago tiene nutrientes que pierden cuando éste es cocinado. Para su mejor aprovechamiento se puede consumir en jugo, combinado con zanahoria. El jugo de Espárrago ayuda en casos de problemas en los riñones, anemia y diabetes. Este jugo ayuda rompiendo los cristales de ácido úrico en el cuerpo por lo que es excelente en casos de gota, reumatismo y neuritis.
Betabel (Remolacha). El betabel ayuda en todo lo que tiene que ver con la sangre. Es excelente en casos de anemia. Para problemas menstruales, un tercio de vaso (dos a tres onzas) de jugo de betabel al día es excelente para regularizar el ciclo menstrual. Esta misma cantidad de jugo al día ayuda a combatir los síntomas de la menopausia más efectivamente que las hormonas sintéticas. También ayuda a desintoxicar el hígado, el sistema linfático y también sanar la constipación crónica.

Zanahoria. Este jugo solo se puede tomar indefinidamente. Sirve para alcalinizar el cuerpo y para regular el sistema de defensas. Ayuda a mantener en buena forma los huesos y los dientes. Cuando una mujer está amamantando, el jugo de zanahoria le provee múltiples vitaminas y mejora la calidad de su leche sin hacerla subir de peso. Durante el embarazo, este jugo previene problemas de infección puerperal a la hora del nacimiento. En casos de úlcera y condiciones cancerosas, la zanahoria es un solvente natural que ayuda a reparar tejidos y eliminar toxinas. Es excelente en problemas de la vista, sinusitis, órganos respiratorios y anginas.

Apio. El apio se puede tomar en jugo o, combinado con limón y miel, se puede tomar como agua fresca. Personas que lo han tomado todas las mañanas en ayunas por cuatro o más meses, han encontrado que regula el peso ya que calma el apetito al remineralizar el organismo. El apio tiene un alto contenido de magnesio, por lo que ayuda a calmar el sistema nervioso y a estabilizar la presión arterial y prevenir problemas del corazón.

Promueve el crecimiento de uñas y cabello y ayuda en problemas de piel como sarpullido. Se puede tomar en jugo o en forma de agua fresca.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Preguntas, comentarios: 7271 Garden Grove Blvd. Unit E, Garden Grove, CA 92841. Por email: consulta@doctoraconsejos.com y por fax al (714) 274-7199. Consulta el Diccionario de Hierbas y de Remedios en www.DoctoraConsejos.com
Accede al resto de los temas para saber más