Los tipos de brackets

Estás desde las más costosas a las más simples, que el ortodoncista debe conocer y manejar a la perfección para proporcionar el mejor tratamiento a su paciente.
Primero tenemos los brackets convencionales, estos son los brackets más comunes que la mayoría de ortodoncistas utilizan. Son fabricados con una aleación de metales y la forma ideal es el monobloque para que no ocurran accidentes donde se despega la base de las aletas. Estos utilizan elásticos para sostener el arco al Bracket, los cuales pueden ser de colores.
Los brackets de baja fricción o autoligado acortan el tiempo inicial del tratamiento, ellos permiten que el arco se deslice por su interior con menor fricción. De esta forma se distribuye mejor la fuerza entre todos los brackets y los dientes se mueven más rápido. Este tipo de brackets son un poco mas grandes en sentido antero-posterior y no utilizan ligas, sino que tienen dispositivos que sostienen el alambre, sea una tapa o un clip.
Por otro lado tenemos los brackets estéticos, sean de zafiro, porcelana o de acrílico. Los brackets de zafiro son transparentes como el cristal, ofrecen un tratamiento casi invisible, son transparentes e inalterables (no se tiñen) a lo largo del tratamiento; son hoy una de las opciones más populares de ortodoncia estética.
Los brackets de acrílico y porcelana sí se pigmentan con las comidas o bebidas de color y se corre el riesgo de que se deforme la ranura por donde pasa el alambre y haya que cambiarlos con frecuencia. Los brackets de porcelana al colocarlos en los dientes de abajo y chocar constantemente con los dientes superiores pueden desgastar el esmalte dental, por esa razón al usar brackets de porcelana usualmente se utilizan sólo en el arco superior y en el inferior se utilizan brackets convencionales.

Por último tenemos los brackets linguales, que son los más estéticos pues son totalmente invisibles, se pegan a la superficie posterior (o lingual) del diente y se maneja una técnica completamente diferente a la convencional. Se recomienda para casos sencillos y donde la estética del paciente sea lo mas importante. Son incómodos para hablar y molestan en la lengua. Adicionalmente el ortodoncista debe estar entrenado en la técnica lingual.
Accede al resto de los temas para saber más